Translate

lunes, 10 de junio de 2013

Tu perro y el coche: seguridad y consejos

Ahora que llega el buen tiempo seguro que buscarás lugares a donde ir y pasar buenos momentos con tu compañero o compañeros caninos. Llevar al perro en el coche debe ser una experiencia agradable y segura tanto para ti como para tu perro.

Uno de los problemas que te puedes encontrar es que el perro no esté acostumbrado a montar en el coche y/o tenga miedo de subirse a él, ya sea porque es la primera vez o no esté habituado a ir en coche. Si este es el caso, lo que puedes hacer son ejercicios para habituar al perro al coche y que lo vea como algo positivo:

  • Con el coche parado, deja que el perro se suba y huela el coche, a los pocos segundos le bajas y repites el ejercicio aumentando poco a poco el tiempo.
  • Cuando el perro esté dentro del coche, le acaricias haciendo que se relaje para que al final, antes de bajarle, esté tumbado tranquilo.
  • Realiza los mismos ejercicios pero con el motor en marcha para acostumbrarle a su sonido.
  • Por último, realiza trayectos muy cortos aumentando el tiempo progresivamente. Y siempre recompensando al perro por su buen comportamiento.

Sobre cómo debemos llevar al perro dentro del coche, la DGT prohíbe que los animales estén sueltos en el coche o que vayan en los asientos delanteros porque pueden representar un peligro para la conducción. La normativa actual no indica específicamente cómo debemos asegurar al perro dentro del coche. En el mercado existen diferentes sistemas para facilitar un trasporte seguro

  • Redes: Suelen ser de nylon y se enganchan a cuatro puntos fijos del coche. Hay que comprobar si su tamaño es adecuado al coche. Hay que tener cuidado si la red es elástica, impide que el animal se mueva, pero, en caso de impacto, no retiene al perro.

  • Barras separadoras: Es un entramado de barras horizontales y verticales que se adaptan a la altura y anchura del coche, impidiendo que el animal pase a la zona de los pasajeros. Son fáciles de instalar (quedan fijas por presión) y retienen mejor al animal, pero en muchas ocasiones no aguantan el empuje de un perro grande.

  • Arnés de seguridad: Es una correa que por un lado se engancha al arnés del perro y, por otro, tiene una lengüeta que encaja en el broche del cinturón de seguridad. En colisiones a poca velocidad son eficaces.

  • Barreras a medida: Son unas rejillas, normalmente metálicas, hechas a medida para cada modelo de vehículo. Generalmente, se realizan para retener cualquier tipo de carga, pero actúan perfectamente en el caso de los animales (un animal se asemeja a una carga). 

  • Transportines: Son una buena opción, reducen la movilidad del animal y se pueden colocar en el lugar adecuado. Es conveniente colocarlo junto a la barrera o elemento de retención, si no en la zona de carga, pegado al respaldo del asiento trasero. Muchos llevan unas ranuras que permiten sujetarlo con el cinturón de seguridad.

En ningún caso hay que transportar al perro en el maletero (cerrado), ya que una posible mala combustión del coche puede provocar una desgracia, además de que el perro necesita ventilación para transpirar.

Cuando viajes con tu perro en el coche también tienes que tener en cuenta estos consejos:

>No dejes que tu perro asome la cabeza por la ventanilla.
>Si haces un viaje largo, no te olvides de parar cada hora y media o dos horas para dar agua al perro y que estire las patas. 
>Que el perro haga sus necesidades antes de salir de viaje.
>Si es un perro poco acostumbrado al coche, darle una pastilla para el mareo, así previenes posibles problemas desagradables. 
>No dejes al perro solo dentro del coche más de 10 minutos y siempre a la sombra y con ventilación.
>No te olvides de su documentación y todo lo necesario para su alimentación y aseo.
>Si viajas fuera de tu provincia o al extranjero, infórmate sobre los requisitos necesarios y ten previsto algún veterinario en el destino por si surge alguna emergencia. 

Ahora que llega el buen tiempo, disfruta a lo grande de unas vacaciones o de una escapada de forma segura para ti y para tu perro. ¡Lo importante es viajar, disfrutar y volver!

2 comentarios:

  1. yo lo llevo con un arnés y enganchado al cinturon de seguridad y este abrochado, cuando el coche esta en marcha se acuesta, alguna vez levanta la cabeza para ver pero nada, el resto del viaje lo hace entero acostado, solo se levanta entero cuando se para el coche y escucha el freno de mano..jejej, o si estamos en un semaforo mucho tiempo parados, se sienta, mira a ver que pasa, y en nada que pongo el coche a andar se acuesta corriendo.
    A la semana después de tener al perro lo monte en coche y le hice un viaje de casi dos horas, solo vomito esa vez, y desde entonces los viajes los hace estupendos.

    Ahora él se dirige hacia mi coche, se sienta delante de su puerta, la abro y entra corriendo, me costó que entrara solo al coche 3 o 4 meses, porque los viajes los hacía muy bien, pero no entraba en el coche, lo tenía que tomar yo y meterlo, ya, gracias a dios no es necesario porque entra solo.(Para ello, yo le ponía golosinas en el asiento para que entrara y una vez dentro le daba otra).

    ResponderEliminar
  2. Las mascotas,los seres mas importantes para muchas personas que comparten cariño, compañia y felicidad así como ellas brindan sus cualidades a su amo nosotros debemos demostrarles aun más nuestro aprecio,
    nosotros en Guardería canina ibague nos enfocamos sobre todo en el bienestar de los cachorros y adiestramiento mientras sus amigos estan fuera de casa.

    ResponderEliminar