Translate

lunes, 15 de septiembre de 2014

Las primeras noches del cachorro en casa y el sentido común

Has adquirido una bolita de pelo a la que ya has puesto nombre, o todavía te lo estás pensando, has comprado pequeños juguetes, preparado en casa su camita y ya has elegido el lugar donde ponerla. Lo tienes todo preparado. No falta ni un detalle. Llega la noche, pones al cachorrito en su cama, cierras la puerta y te vas a tu habitación. Es lo que te han recomendado: que se acostumbre desde el principio a dormir en el lugar de la casa que has elegido y no hacerle caso. Lloros, aullidos, arañazos en la puerta... Las primeras noches no deja dormir ni a ti ni a los vecinos y, en ocasiones, esta situación se alarga en el tiempo. ¿Es necesario que tanto el cachorro como tú paséis por este trauma emocional?



Es normal que si es tu primer perro, apliques algunas recomendaciones que te han aconsejado. Todos lo hemos hecho. Pero no todos los consejos pueden ser verdad y/o convenientes de aplicar, y algunos que están muy arraigados como el que trato en este artículo, en mi opinión no es lo mejor que se puede hacer

Te invito a que te pongas por un momento en la situación del cachorro: durante sus dos primeros meses ha estado con su madre y hermanos (o eso es lo ideal, lee el por qué AQUÍ), se le separa de todo lo que ha conocido hasta ahora y se encuentra en un lugar extraño con humanos que no conoce. 

¿Por qué en sus primeras noches en lo que va a ser su hogar y en el lugar en el que tiene que sentirse seguro se le hace pasar por estados emocionales negativos dejándole sólo que le provocan inseguridad por el entorno?

¡Usemos el sentido común!... ¿Qué quiere tu cachorro? No sentirse sólo y sí seguro. ¡Hagamos que así sea!

Esto es lo que te propongo que hagas con tu cachorro las primeras noches:

- Pon su cama en tu habitación. Sí, lo sé, no quieres que se acostumbre a dormir en tu habitación pero todo tiene un proceso, ¿o acaso nuestros hijos se acostumbran desde el primer día a dormir solos? De esta forma tu cachorro se sentirá arropado, seguro, la adaptación al nuevo hogar será más rápida y estarás poniendo los cimientos de vuestro vínculo .

- Actúa así durante las primeras 5-6 noches. Durante la primera semana en el nuevo hogar el cachorro se adaptará e irá cogiendo confianza en el nuevo entorno y en ti. 

- Cuidado con el famoso consejo de ponerle un reloj. Se busca tranquilizar al cachorro imitando el latido del corazón de su madre pero en ocasiones se consigue el efecto contrario: ser un elemento se estrés y ansiedad no dejándole  dormir.

- En la primera semana y durante el día deja al cachorro solo en una sala de la casa durante unos minutos. Los cachorros duermen mucho a lo largo del día, aprovecha esas ocasiones para dejarle solo mientras tú sigues con tus quehaceres por la casa. Poco a poco se acostumbrará no sólo a dormir solo, sino también a quedarse sólo, que es mucho más importante para prevenir la ansiedad por separación.

En la educación de los perros, en muchas ocasiones, aplicar el sentido común mejora la convivencia. Intenta que los primeros días y noches de tu cachorro en casa sean emocionalmente menos traumáticos, tanto para él como para ti. En cuanto el cachorro se sienta seguro en su nuevo hogar, podrá dormirse en cualquier zona de la casa. 

Todo tiene un proceso. Con sentido común.

 


APUNTATE Y RECIBE LAS NOVEDADES EN TU CORREO, ¡ASI DE FACIL!


Enter your email address:


Delivered by FeedBurner

No hay comentarios:

Publicar un comentario